ANTE
  LA GRAN DECISIÓN

¿Cuál puede ser la decisión más importante?

Me preguntaría por qué los cielos aguardan una decisión por parte de la humanidad y en qué puede consistir la decisión o la Gran Decisión. 
¿Cuál sería la prueba de emitir, de formular una Gran Decisión? ¿Está referida a algo? Sí y no.
Entonces, ¿Cuál es el misterio de una decisión?
Crear un rumbo, es algo que no existe en la actualidad.
La decisión tiene que crear un rumbo y luego los elementos dispersos de la vida humana se van agrupando entorno a esa decisión y eso va formando un camino. 
La decisión simplemente es un rumbo a tomar, no es algo específico que atañe a una particularidad de la vida, atañe a todo, es la forma de convocar los elementos de la Naturaleza de otra manera, la forma de forjar un destino y la forma de entrar en un camino diferente. 

La decisión es un paso pero, es el gran paso, luego le seguirán otros pasos. 

Es una fórmula o es un dispositivo del cual no se puede volver. Entonces, mucho debe ser sopesada la decisión humana, porque se producen dos cosas:
O el rumbo asignado por la misma humanidad, que ha comprobado toda la complejidad del problema humano y asume el rol de tener otro destino y otra forma de vivir, o los Elementos de la Naturaleza hacen eso por la humanidad.  Entonces la decisión tiene un doble rol, una doble función, o se convocan los Elementos de la Naturaleza, como Elementos del destino mismo y se transita benéficamente, positivamente por ese camino o los Elementos de la Naturaleza hacen eso por el hombre. 

Yo creo que en eso consiste prácticamente al Gran Decisión, de eso no se puede volver, porque todo a partir de allí se potencializa de una manera increíble, entonces sería un acto de insensatez muy grande pretender volver una vez formulada esa decisión. 

Me acordaba un poco la historia de Hernán Cortés:  Quema las naves para que no puedan volver. Los obliga a conquistar. Los obliga a adentrarse en una tierra totalmente desconocida, pero los obliga. 

Yo creo que el ser humano, la raza humana será obligada.

En algún porcentaje de esa obligación estará la reflexión, la consideración, la escasa comprensión que el hombre tiene, pero aún así es un elemento, es algo en lo cual mínimamente se puede llegar a confiar.

La decisión más que nada es crear un rumbo a toda la vida humana, a toda la complejidad de la existencia en este planeta. 

Es crear un rumbo definitivo, de no ser definitivo no sería tomado como decisión y si la humanidad no tomara esa decisión es casi un acto de magia también, porque ante esa decisión uno podría comprobar cómo se agrupan los elementos, como van sosteniendo la decisión, como van apuntalando la decisión.  Yo creo que es importante eso. 

Es como si un país estuviera en una crisis muy severa y apareciera la figura como de un Salvador y llegó ese Salvador y se instaló, todavía no pasó nada pero la gente tiene una cuota de esperanza, la gente empieza a ver las cosas de otra manera. 
¿Qué rol tiene hasta ese momento ese Salvador?
Es una decisión, simplemente es eso. 

Hay que ver si esa decisión se ve ayudada, si los elementos se agrupan y todo se lanza hacia una forma de vivir totalmente diferente. 

Yo creo que la decisión es algo muy esperado en otros niveles, en otros planos. 

Yo creo que una de las fórmulas que más puede atenuar la virulencia de las Fuerzas de la Naturaleza es crear esa decisión, forjarla, nacida de la misma convicción humana aunque haya elementos que la hayan apuntalado, pero que el ser humano esté convencido que debe vivir de otra manera. 

Si esto pudiera el hombre hacer, sería eso muy bien recibido y sería prácticamente homologado como una decisión. 

La decisión no es una promesa, es mucho más que eso. 

Toda decisión se verifica en otros planos y se ve la longitud de la vigencia que eso puede tener o sea, detrás de toda decisión hay un largo camino y en el camino puede haber muchas debilidades sin embargo todo eso es verificado.  Cuando uno decide o promete algo se puede evaluar la decisión en otros planos y saber cuanto de solidez tiene eso o no; para que esa decisión sea homologada se comprueba la solidez de su vigencia, la longitud que eso tiene en el tiempo.

Si penetráramos de otra manera  en este tema muy bien nos podríamos preguntar ¿Cuántos años podría ser la longitud de tiempo necesaria para que la vigencia tuviera la solidez necesaria?  Es como construir un puente con una solidez tal que nos permita pasar a la otra orilla; pero tiene que ser algo muy sólido y a su vez muy largo ese puente porque es mucho lo que debe transitar por él ¿Podremos hacer eso? ¿Podremos pronunciar esa decisión?  ¿Podemos acatar otra forma de Vida?  Yo creo que sí.  Además el género humano está llamado a eso.  Lo que es dudable es la forma en que va a acudir a eso. 

Yo creo que eso forma parte de un destino maduro, de un destino irrevocable. Lo que puede ser dudable son las formas de llegar a todo eso – que eso está sí en manos de la humanidad, pero está en otras manos la determinación de que el género humano acuda a ese destino –.

Yo creo que los Cielos y la Tierra están cargados con el contenido de una programación inequívoca para que el ser humano no pueda desviarse o que sea conducido nuevamente a un cauce central.

Yo creo que los Cielos y la Tierra son dos irrevocables vigilantes y más vale tenerlos a favor que en contra.

En fin, la decisión es algo que nunca ha ocurrido, por lo tanto forma parte de una inmensa novedad

¿Seremos capaces de enunciarla?
¿Seremos capaces de sostenerla?
¿Seremos capaces de transitarla? 

                                         Espero que sí por el bien de todos.

Yaco Albala


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quién Soy Yo...?


Red Mundial de Escritores en Español
.