EN QUÉ LUGAR VIVIMOS PSICOLÓGICAMENTE
En el Trabajo el Hombre es definido ante todo por lo que come y lo que respira y dónde vive. Cada animal viviente es definido de la misma manera —a saber, por lo que come, lo que respira y dónde vive—. Un pez, por ejem­plo, es a este respecto diferente de un hombre porque un pez vive en el agua y respira de una manera por completo diferente de un hombre y come un alimento diferente. Asimismo el Trabajo enseña que en la gran máquina de la Vida Orgánica todo come a todo lo demás, el Trabajo, de hecho, dice que el Universo entero se funda en la idea de comer y de ser comido. Basta pensar un instante, ¿acaso alguno de nosotros puede vivir sin comer algún otro ser? Consideremos simplemente la Vida Orgánica misma —a saber, esa película sensible que rodea ese pequeño planeta llamado Tierra—. Esa película sensible es alimentada por la gran energía del Sol, para empezar, pero todo en la Vida Orgánica en la Tierra sólo puede existir comiendo otra cosa. Algunos ya habrán oído mencionar esta idea sobre la cual esta noche no me extenderé más. Retornaré a la frase inicial: El Hombre es definido en el Trabajo por lo que come, lo que respira y dónde vive. Ahora bien, encaremos esta idea psicológicamente y no literalmente. Permítanme que les pregunte: ¿Qué comen psicológicamente? ¿Qué respiran psicológicamente? ¿Y dónde viven psico­lógicamente? ¿Supongamos que a una persona le gusta mucho alimentarse de emociones negativas? ¿Supongamos que se deleita con excesivos, desdicha­dos pensamientos? ¿O supongamos que le gusta oír relatos negativos, rumo­res desagradables sobre otras personas? Algunas personas no se alimentan psicológicamente sino de impresiones desagradables, de observaciones desa­gradables. Se sienten atraídas por situaciones desdichadas, molestas. Gustan de las cosas desagradables, gustan de hablar negativamente. Este es su ali­mento. Además, respiran, hablando psicológicamente, no la Verdad, sino cosas falsas, mentiras, cosas desagradables.Pero lo que quiero decir esta noche es dónde vive usted. ¿En qué parte de sí mismo vive? ¿En qué parte de su país psicológico vive generalmente? Trataremos de comprender una vez más lo que significa nuestra psicología distinguiéndola del' mundo externo del espacio, porque deberemos hacer con­tinuamente este esfuerzo. Cada persona tiene un espacio o comarca psicoló­gica mucho mayor dentro de sí de lo que conoce en un sentido físico. Quizá no haya dado la vuelta al mundo, quizá sólo conozca su pequeña aldea, y empero mora psicológicamente en un lugar determinado que corresponde exactamente al espacio físico y al lugar físico. Cuando empieza a observarse a sí mismo discierne que tiene en su persona un espacio psicológico distinto del espacio físico. Comprende ya el significado de estar en un muy mal lugar en sí mismo en un momento dado, del mismo modo que puede estar en una calle oscura, siniestra, llena de ladrones, de pistoleros y demás, en el sentido físico externo. Se necesita mucho tiempo para comprender que se puede estar en un lugar. peligroso y siniestro en nosotros mismos, y darse cuenta de esto requiere una gran fuerza objetiva hacia uno mismo. Al cabo de un tiempo logro una relación más objetiva conmigo mismo en el sentido de darme cuenta a ratos que estoy en un muy mal lugar en mí mismo y rodeado por "Yoes" muy malos —de hecho, "Yoes" malignos— y que debo conducirme con el mayor cuidado, exactamente como si estuviera en un barrio de mala fama rodeado por gentes de pésimo aspecto. Lo extraordinario es que las gentes no notan que tienen un país psicológico mucho más extenso que aquel en el cual viven en el mundo externo y que conocen.



Maurice Nicoll
Comentarios Psicológicos sobre las Enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky
V.III

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quién Soy Yo...?


Red Mundial de Escritores en Español
.