La oración es la realización de la eternidad. En la oración hay belleza, amor, osadía, valentía, auto-sacrificio, constancia y aspiración. Pero si se incluye la superstición, miedo y duda en la oración, entonces tal invocación está relacionada con la época del fetichismo.
¿Cómo entonces debe uno orar? Uno puede pasar horas en aspiración, pero puede haber una oración de la velocidad del rayo. Entonces, instantáneamente, sin palabras, el hombre se coloca en la continuidad en toda la cadena hasta al infinito. Al hacer la resolución de unirse con el Infinito, el hombre inhala las emanaciones del éter, como era antes, y sin las repeticiones mecánicas establecidas por el mejor circuito de corriente. Así, en silencio, sin perder tiempo, uno puede recibir una corriente refrescante.
Sólo la espiritualidad desarrollada puede llevar con un sólo suspiro la conciencia humana. Mas Nosotros debemos repetir sobre la oración, porque las personas preguntan sobre ello.
Innecesarios son los conjuros, innecesarias son las súplicas, innecesario es el polvo de la humildad, innecesarias son las amenazas, porque sólo nosotros mismos podemos transportarnos a los mundos lejanos, a los tesoros de posibilidades y de conocimiento. Sentimos que están predestinados para nosotros y nos acercamos valientemente.
Así deberás comprender la Alianza: “Ora no en sabiduría sino en espíritu."

1 comentario:

  1. Que hermoso sería vivir en estado de Oración...

    Gracias por hacernos llegar este mensaje!!!
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar

Quién Soy Yo...?


Red Mundial de Escritores en Español
.