Diálogos con YACO

*Actuar para la Inmortalidad

Juan Carlos: Cuando se planteó el tema... (no puede hablar)

Yaco: ¡Está bravo! ¡Está muy difícil!..

Juan Carlos: ¿Hablamos de esto?

Yaco: Vamos a intentarlo. Depende de lo que intentemos es la reunión así que te escuchamos. En tus manos está la continuidad de esta reunión, sé que vos podes soportar esto. Te escucho.

Juan Carlos: Cuando se planteó el tema lo primero que se me vino a la mente fue lo inmortal de tu palabra. Y lo asocié con el actuar de cada uno, no importa cómo ni qué pero, actuar para que esa palabra no se pierda. A veces uno actúa estando al lado tuyo y a veces no pero, poner el acento en hacer. Sin importar qué, sin juzgar, sin medir, sin criticar, seguir haciendo para que de esa palabra, ese mensaje, no muera nunca.

Yaco: ¿Qué pasa si te digo que esta amistad será inmortal? Este instante ha segregado una célula que es inmortal; pero, este instante. Una pequeña secuencia de vida que uno, no va a olvidar jamás; pero, te aseguro que eso no estaba en mí, eso estaba en vos, ha sido creado por vos. Por eso, te decía que, de vos dependía que continuara esta reunión o no y aún así puede terminar ahora, no importa eso. Lo importante es lo que se dio. Pudiste soportar algo y ese algo, lo soportado, fue lanzado a la posteridad. Hay pequeños instantes que repercuten en la atmósfera, en el tiempo, por incontables siglos. No se apaga jamás eso. Eso estuvo más que nada en tu heroísmo, más que nada, en eso. Lo que sirvió de plataforma es eterno.

No importa lo que digamos. Lo que digamos no tienen ninguna importancia.

Vos hablabas de actuar hacia lo eterno, algo así. Quien puede actuar hacia lo eterno debe saber, previamente, que la actuación muere; pero, que aún así, hay algo que sobrevive.

Este instante pasará, objetivamente pasará, visiblemente pasará; sin embargo, ha habido algo que sobrevive a todo eso. Eso es lo importante. Hay instantes, en los que la eternidad se hace visible. A través de instantes.

Ese instante es un observatorio directo hacia la eternidad. Eso es importante. Algo de lo que sucedió aquí con vos es parte de ese observatorio. Eso es importante. Ni me preocupa si eso es comprendido o no. No me interesa. Simplemente, se lanza. Quienes puedan recoger esto como una realidad ¡bueno! ¡Bienvenidos sean! Quienes no, esperarán y se encontrarán con ese eco mucho tiempo después pero, lo importante es que ha sido lanzado, que ha sido originado, que ha sido gestado en la Tierra y que secuencias humanas lo han producido, eso es importante. Es como si el mundo recibiese un desafío y alguien tomara el guante de ese desafío.

En este caso, en este instante has sido vos. ¡Qué bueno!

Ha quedado como un gran ejemplo, realmente. Porque no fue tu intelecto lo que adornaba tus palabras, nada de eso. Había una postura de mucha gravedad. Únicamente desde esa gravedad se puede gestar algo semejante.

Hoy escuchaba y veía en un programa de televisión, a alguien que hablaba acerca de ser un poco felices y cosas por el estilo y después agregó: “¡Porque la vida es tan corta!” Simplemente pensé... ¡Qué lejos está de la noción de la inmortalidad!

¿Qué valores puede haber dentro de una vida tan pequeña, cuando uno tiene noción de esa pequeñez ¿Cómo podría llegar a presentir lo que inmortal es, si tiene nociones tan limitadas? Pero, es el común denominador, es lo que el ser humano piensa y siente. Pero, ¡Qué diferente sería a esa noción de inmortalidad, como cambiaría todo!

La apreciación de esa persona era muy buena pero, era limitada. Era relativa pero, era buena, dentro de esa relatividad era buena porque hablaba de prodigarse días felices o cosas por el estilo que está muy bien todo eso pero, uno también tiene que saber que eso muere y que a través de esos énfasis o de esas visiones, nada puede entreverse de inmortalidad.

¿Qué es la vida? Es el gran tema.

¡Es curioso, cómo se hace presente la noción de inmortalidad! Puede que a través de este gesto de amistad y puede que ese aliento inmortal le dé vida a esa amistad. Eso es importante.

Es como la amistad que tengo con Isaac que es de un carácter inmortal también, así. ¡Qué importa si a veces, nos entendemos o no! Lo importante no está allí, está en otro lado.

Eso, creo, que es importante recobrar. ¿Estará hecho, un camino de inmortalidad, de secuencias espectaculares? ¿De misiones espectaculares? Tal vez no. Tal vez, sean unos cuantos momentos de una vida los que nos den ese carisma o esa óptica, tal vez sea eso y eso es suficiente.

Creo que, si hay un instante en la vida de un ser humano, que pueda justificar todo lo que vivió, ese instante es lo más parecido a la inmortalidad. He venido a la vida para vivir esto, que duró diez segundos, pues en esos diez segundos estaba la noción de la inmortalidad. Si esos diez segundos justifican toda una vida, a través de esos diez segundos, he aprendido. Todo lo que necesitaba aprender o hacer estaba en esos diez segundos, todo lo demás fue un accesorio, cumplía un cometido pero, no era lo fundamental. En esos diez segundos estuvo comprendida toda mi vida. ¿Cuántas cosas así, de esa naturaleza puede uno, recoger día tras día y hacer de eso una conciencia de la inmortalidad?

A veces dialogo con alguien, eso termina y a veces, me gusta mirar el espacio que ocupó esa otra persona y veo que estoy más ligado a esa estela luminosa que esa persona dejó que a su forma física; que comprendo como sagrado, lo que dejó más que lo que habitó. Tal vez, a través de eso también pueda hacerse presente la noción de la inmortalidad, tal vez, de esas pequeñas cosas. Cuando vos te levantes voy a mirar esa silla y voy a dialogar con eso que ahí quedó y eso me hablará de inmortalidad.

¿Puede haber un diálogo de auras? Puede haberlo, ¿Por qué no? Creo que ahí comienza el misterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quién Soy Yo...?


Red Mundial de Escritores en Español
.