MUNDO ARDIENTE
Agny Yoga

423. En las canciones también se pueden encontrar sabios recordatorios. Los coreanos cantan sobre tres viajeros quienes contemplaban el cielo. Uno lo vio como granular, el segundo lo vio como en gotas y el tercero lo vio en llamas. Mas el primero tenía polvo en sus ojos, el segundo estaba resfriado y el tercero tenía un brillante y cálido amparo. Así la gente entendía las tres esencias y sabiamente las caracterizaba. Un viajero no estaba atemorizado del Cielo Ardiente y el Fuego lo protegía en medio de la obscuridad.
Los grilletes terrenales obscurecen los ojos y el Mundo Sutil hace temblar al peregrino si este no ha conocido el Fuego.

424. Ninguna persona debería que pensar que nada ha ocurrido en ninguna parte durante el día sólo porque nada le ha ocurrido a él. Por el contrario, cuando las constelaciones son adversas, los escorpiones podrían emerger de insospechados agujeros. El tigre podría rugir pero los escorpiones pueden picar silenciosamente. Reunámonos en pensamiento junto al Maestro.

425. Uno debería dirigir toda su conciencia hacia el futuro. Rara vez uno encuentra el coraje para admitir lo indeseable que sería volver al pasado. La evidencia del atrevido anhelo por el futuro señala al espíritu listo para los conocimientos ardientes. Sólo semejantes conciencias ardientes continuarán con su pensamiento-creatividad en el Mundo Sutil. Únicamente ese irrefrenable pensamiento-creatividad y el esfuerzo por vuelos distantes proporcionarán el acercamiento ardiente. Ninguno de los terrores de las legiones tenebrosas puede derrotar el esfuerzo intenso al futuro. Aunque los tenebrosos se acerquen, la Luz no perderá su poder guiador. Así, también, se necesitan acciones útiles para ayudar a aquellos que nos son cercanos. Uno no debería considerar estos consejos beneficiosos como preceptos morales que están más allá de la vida y del alcance de la mano. Ellos nos sostienen, dirigiéndonos por los senderos más cortos.

426. La habilidad de dibujar un círculo alrededor del área cubierta por los tenebrosos y arrastrados puede ayudar la intrépida perspectiva. Uno puede conjurar el acercamiento de los tenebrosos repitiendo Mi Nombre como un mantra. Así nosotros podemos entender por qué la humanidad es responsable por las palabras que pronuncia. Si la expresión de un concepto benigno resulta en quietud, la expresión opuesta irritará, acongojará y degradará a aquello que existe. La gente satura el mundo con las palabras más soeces y maliciosas; ¿no brotarán de estas palabras ríos de maldad? Uno tiene que haber perdido respeto por la dignidad humana para no reconocer lo terrible que son las consecuencias de un hablar soez y malévolo. Continuamente se ha dicho que la malevolencia produce frutos después de cien años. Los historiadores pueden verificar la cosecha de estas negras semillas.

427. No son muchos los que aspiran a Nuestra vida consciente, mas afortunadamente la minoría crea. De aquí que Nuestra Morada no será perturbada por muchedumbres de tenebrosos. Ellos dirán que no han tenido instrucción, pero ninguno de ellos tiene ningún deseo de estudiar, incluso si sólo les tomara siete años. La gente es renuente a encarar períodos largos ya que ellos no saben como pensar en el Infinito.

428. Las calumnias son especialmente dañinas para los mismos calumniadores. Esta verdad debería ser recordada por las personas que tienen esos malos hábitos. El pensamiento correspondiente con la realidad forma un vehículo para un elemental. Todo aquello loable, austero, vital, gravita hacia el pensamiento creativo y de manera benéfica sustentará a su creador. Mas los dispositivos para la calumnia atraerán elementales ensimismados, quienes, al fracasar en encontrar fundamentos vitales, se precipitarán contra el calumniador. Por lo tanto, cuando Yo le advierto a la gente no sucumbir a la vileza de la calumnia, nuevamente no estoy fomentando un precepto moral sino señalando consecuencias muy dolorosas. Será muy desagradable encontrarse en el Mundo Sutil en medio de elementales furiosos. Terrible es ese remolino lleno con los fragmentos de los pensamientos maliciosos. Todas esas criaturas se aferran y se cuelgan de uno, adquiriendo en realidad un peso psíquico. Los pensamientos, como gotas de energía, atraen elementales pequeños. El carácter de estos gérmenes del espíritu es muy variado; dependiendo de su substancia, los casi imperceptible embriones, alimentados por el pensamiento, pueden alcanzar diversas manifestaciones. Ellos pueden formar minerales básicos e incluso plantas. Pero uno puede imaginar muy claramente como aquellos pensamientos que están vacíos de toda base vital ensucian los estratos inferiores de la Tierra. El polvo meteórico es imperceptible al ojo humano pero este produce sedimentos substanciales. De aquí que podemos imaginarnos lo vasto que es el polvo del pensamiento y al ser en efecto energía, es muy substancial. Las consecuencias de estos desechos del pensamiento causan la enfermedad del planeta.
Sembradores del mal y de calumnias, ¿Se dan cuenta de la sofocante mazmorra que se están preparando para ustedes mismos? Los pensamientos malévolos encontrarán su engendro. Semejante engendro tenebroso no podrá escapar de sus propias proles. A pesar de todo lo dicho aquí, alguien probablemente pensará que esto es un espantapájaros inventado, en lugar de reconocer que la energía del pensamiento es eterna.

429. La mente ha sido simbolizada con el signo del Fuego. El pensamiento ardiente es el descenso del conocimiento del Mundo Ardiente. Dicho descenso marcó las grandes épocas, llamadas los Días de la Madre del Mundo. Incluso en la historia de la Tierra uno puede encontrar algunos vestigios de tales épocas. ¿No traerá el futuro semejante Día de Luz si la gente comprendiera la inutilidad del mal?

430. La inhalación del fuego es practicada por ciertos yogas y es una acción purificadora. Uno no debería entender esto literalmente. Uno no puede inhalar llamas, mas las emanaciones ardientes son útiles. Para dichas inhalaciones, el yogui escoge un lugar tranquilo, manteniendo su espina derecha. Ante él, el yogui hace una fogata con madera de cedro de los Himalayas o, si esta madera no está disponible usa ramas de balú, arreglada de tal manera que el humo no le llegue. Entonces el yogui ejecuta el usual pranayama, pero de tal manera que las emanaciones de la resina llegan a su respiración. Se obtienen dos resultados – primero, una purificación del cuerpo; segundo, el fortalecimiento de la energía de Agni. Nada ayuda tanto al encendido de Agni como las propiedades del cedro. Como tú sabes, los insectos no pueden soportar la fuerza de la resina del cedro. Tú sabes también que las entidades imperfectas no pueden aproximarse al fuego hecho con esta madera. Usualmente, el cedro prefiere suelo volcánico para crecer; de esta manera se manifiesta una afinidad significativa. El suelo volcánico amerita ser estudiado junto con su vegetación. No sólo que la inhalación del fuego ha sido practicada por los yoguis sino también se ha practicado el acostarse de espaldas en tablas de cedro para que la espina dorsal se ponga en contacto con el corazón de la madera. Diferentes registros de la antigüedad indican como la gente ardiente han buscado el elemento ardiente. Se necesitan experimentos para poder entender el valor del cedro. Se debería recordar la importancia del Fuego para poder entender el suelo volcánico.
En el sur de la India la madera de sándalo también ha sido usada para la inhalación ardiente.

431. Se puede observar que las manifestaciones del Mundo Sutil y del Mundo Ardiente son inesperadas. ¿Qué, entonces, quiere decir que por tener expectativas, nosotros con frecuencia, impedimos la manifestación? Esto prueba la diferencia entre las energías físicas y ardientes. Las energías físicas con frecuencia yacen bajo las así llamadas expectativas. Estas empiezan a caer en ideas forzadas y así, en lugar de ayudar, obstruyen el sutil acercamiento. A través del esfuerzo expectante la gente inconscientemente empieza a dictar incluso la forma y el lugar de la visión y así se empiezan a dar las condiciones para el aparecimiento de dañinas corrientes cruzadas

432. También puede surgir la pregunta, ¿Por qué las visiones coinciden con momentos especiales de la vida? ¿Es esto el resultado de una Guía que tiene conciencia del acercamiento de una hora crucial, o es debido a una actitud espiritual exaltada, la que permite ver aquello que de otra manera permanecería oculto? Son las dos cosas. Pero además de nuestro propio estado de conciencia, existe el acercamiento de ciertas corrientes cósmicas las que transforman los estratos terrenales. Sin lugar a dudas, no sólo actúa sobre nosotros la química astral sino también cierta energía elevada cuyo origen es infinito. Neti, Neti, el Infalible, nos guía y con frecuencia el Poder Más Elevado nos toca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quién Soy Yo...?


Red Mundial de Escritores en Español
.