¿Qué es el Tantra budista?

Algunas veces, el sentido del término Tantra ha sufrido en Occidente una serie de interpretaciones erróneas, tratemos de aclarar este punto.
El objetivo del Tantra, así como el de las otras enseñanzas de Buda, es mostrar el camino y proporcionar los medios para alcanzar la Iluminación. Pero veremos que la perspectiva del Tantra para obtener este resultado es diferente. En lugar de aspirar al estado iluminado, el enfoque tántrico se ocupa de la "continuidad" de la mente despierta, en todas las situaciones de la vida.

El término Tantra es una palabra sánscrita, que en Tibetano se dice gyu, y literalmente quiere decir "continuo". Da la idea de un torrente de montaña que es siempre constante y continuo. En este caso, gyu se refiere a la mente, cuyo fluir constante se dirige de la ignorancia al Despertar.
La enseñanza de los Tantras sigue una progresión a través de la cual el aspirante es guiado desde un nivel, en donde puede recibir mayor o menor cantidad de instrucciones, hasta el logro de la libertad absoluta de la realización última. Por lo tanto, cuando hablamos de Tantra, no nos referimos a una situación fija, sino más bien a un proceso de desarrollo interior en el cual la práctica espiritual es un movimiento continuo.

El practicante debe comenzar por el principio, tomando conciencia de la importancia trascendente que tiene disciplinar su propia mente. Cuando se familiariza con la práctica, comienza a trascender el concepto de un "yo" como algo fijo y estable. Desarrolla las prácticas preliminares propias del Vajrayana. Madura su continuo mental al recibir las iniciaciones (tib. wangkur), y libera su mente por las explicaciones (tib. tri). De esta manera progresiva puede llegar rápidamente a la liberación.

Por lo tanto, dentro de las prácticas tántricas del Vajrayana, es importante tener siempre presente la progresión de las enseñanzas: el aspecto del Hinayana a través de un comportamiento justo; el aspecto del Mahayana a través del amor y la compasión hacia todos los seres; y los aspectos particulares del Vajrayana y sus medios hábiles. De esta manera, toda la enseñanza y la práctica del Buda-Dharma puede ser considerada Tantra, es decir una continuidad.



"Budismo, Una Tradición Viva" (extracto)
    de Lama Sangye Dorye
  © Ediciones Dungkar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quién Soy Yo...?


Red Mundial de Escritores en Español
.