RAPPORT



La excelencia en la comunicación es aquello que anhelamos, relacionarnos desde la comprensión hace que  todo sea más sencillo y profundo.




La PNL a este proceso (de crear una relación) le llama “reflejar” o rapport; es crear una base común para entrar en sintonía, llegar a un acuerdo en comunión con el otro. Con esta base podemos entrar en su mundo, comprenderlo, comunicarnos y compartir experiencias. Establecer una relación donde hay armonía, acuerdo, confort  y  afinidad.

El primer paso al proceso de transformación es el encuentro,  el espejo de las relaciones hace que podamos crecer juntos.   En esta relación armónica la personas nos abrimos  a la comunicación.
El logro de Rapport es generalmente inconsciente y quienes así lo hacen quizás no puedan describir cómo lo hacen.  Sin embargo el rapport puede conseguirse aplicando técnicas especificas.  Aunque  lo que llamamos ‘técnicas’,  simplemente son recursos que todos tenemos y que  están en nuestro inconsciente, y que investigando podemos integrarlos a la conciencia.

Recordemos  alguna vez cuando estábamos con otra persona en total armonía,  podría ser una un amor, un familiar o una amistad o alguien a quien  conocimos por casualidad. 
Vamos hacia atrás, a esa instancia y tratemos de descubrir qué tenía esa persona para que nos sintiéramos tan en sintonía con ella.  Seguramente había una afinidad de pensamientos o una coincidencia de opiniones acerca de tal o cual película, libro o experiencia.  Tal vez no nos dimos cuenta, pero quizá teníamos patrones similares de respiración o del habla. A lo mejor también teníamos coincidencia de educación o  de creencias.

‘Reflejar’ se trata de establecer real contacto con el otro.  La posibilidad de encuentro depende de ver, oír, escuchar y sentir en el momento presente a nuestro interlocutor, sin preconceptos, ni juicios. 
Esta tarea de ‘Ver’ al otro nos propone algo tremendamente importante para un Trabajo Interior profundo.   Acallar los ruidos internos, silenciar las voces internas como - juicios, justificaciones, identificaciones, etc-.   No es tarea fácil  pero sí posible, si ponemos en práctica ‘conocernos íntimamente a nosotros mismos’ y tomar conciencia de los mecanismos que impiden nuestra transformación.

‘Todos los seres humanos podemos lograr bienestar, salud, relacionarnos con amor.’
Lo que ha impedido este logro, es desconocer los mecanismos adquiridos que están   programados en la mente, una vez que vamos avanzando en el conocimiento de éstos, vamos descartando lo que no sirve, reubicando lo que sí es útil y  nutriendo aquello que no veíamos, aquello que estaba dormido- ‘nuestra Esencia’-.
No hay nada ni nadie que pueda impedir la  buena comunicación si estamos dispuestos a escuchar, ver,  sentir y percibir al otro.
El objetivo de espejar a otra persona es crear comprensión.  ‘Siempre vayamos donde ellos están.’

Primeramente debemos observar a la persona (sin juzgar) y seleccionar uno o más aspectos de su lenguaje corporal, la voz  y el lenguaje verbal.
Luego haremos rapport  a alguna de las elecciones hechas: al movimiento, a la postura o a la respiración, a la voz o a las palabras, creencias, etc.


Cristina Morey

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quién Soy Yo...?


Red Mundial de Escritores en Español
.