La Humanidad


Como hace un buen Maestro  - a medida que el discípulo aprende -  complejiza las lecciones.  De esta forma provoca en el discípulo el emerger de sus recursos;  no para que acierte en todo, sino para provocar el reconocimiento de su potencial y de esta manera arribar finalmente a su estirpe,  siempre por la Vía del Movimiento Perpetuo.-

De esta manera el cielo,  cuya puerta de entrada nos la ha abierto El Cristo antes,  después y ahora,  es el lugar de la Vida Verdadera.

La Tierra es la bulliciosa aula de las confusiones,  pero donde la humanidad-nexo responde a sus amigos- mentores y se gana a lo largo de las edades, el cielo en conciencia.
Horacio Amauri

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quién Soy Yo...?


Red Mundial de Escritores en Español
.