Las cuatro etapas de todo Trabajo

(Extraído y basado en enseñanzas del Maestro Tibetano, dictadas a la Sra. Alice A. Bailey)


Primera etapa- Kármica- obligatoria, restrictiva pues nos adapta por limitación.

Segunda etapa - Formativa-  nos informa y nos  enseña a reflexionar y así por la  aplicación  de la Ley de    Analogía  se  irán    modificando  los  contenidos de nuestros espejismos  e   ilusiones a tal  grado  que la transparencia nos permita un  día,  amanecer  en el  escenario de  nuestras  genuinas  posibilidades.   Etapa del discipulado por excelencia;  está dedicado, necesariamente,  más a sí mismo que a la Obra grupal.

Tercera etapa  - expansiva-   nos flexibiliza haciendo surgir en  el interior, la comprensión  y  el valor de lo relativo.   Comienza el caminar,  el transcurrir  y el  fluir en el Tiempo;   se aprende  que es ese transcurrir lo que  de forma  precisa  habilita  el emerger de lo auténtico  uniéndolo a lo Viviente, más aún, solamente eso lo trae a la Vida.-  Al levantar vuelo  los vehículos,  se posibilita el estado de Gracia y  se revela la disciplina angélica  de la  Pureza.

Cuarta etapa - Abstracta- comienza el contacto con las Ideas,  Arquetipos  y  Utopías.   Ante estas Reservas de Vida,  la Imaginación y  la Intuición  nos hacen  amanecer ante la Inspiración.   De a cuerdo con la naturaleza individual,  se inicia allí la  Interpretación,  forma sagrada de  co-creación.

Más adelante, cuando los frutos sean  puestos a prueba,  quedaremos  ante los Mundos  Amorfos.  Entonces seremos dignos de unirnos a Ellos.-
                                                                

  Horacio Amauri.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quién Soy Yo...?


Red Mundial de Escritores en Español
.